La Obra del Profesor: "El Hobbit" (1937)

Ir abajo

La Obra del Profesor: "El Hobbit" (1937)

Mensaje  TomBombadil el Miér Jun 17, 2009 1:19 am

El Hobbit



El hobbit es la primera novela del filólogo y escritor británico John Ronald Reuel Tolkien. Escrita entre finales de los años 20 y principios de los 30 con el objetivo de divertir a sus hijos pequeños, esta obra de fantasía publicada el 21 de septiembre de 1937, fue la primera que exploraba el universo mitológico creado por Tolkien y que más tarde se encargarían de definir El Señor de los Anillos y El Silmarillion.

La obra narra la historia del hobbit Bilbo Bolsón, que junto con el mago Gandalf y un grupo de enanos, vivirá una aventura en busca de un tesoro custodiado por un dragón.

Debido al éxito y buena crítica que tuvo la novela, los editores pidieron a Tolkien una continuación. Bautizada como El Señor de los Anillos, su cambio a un tono alejado del infantil provocó que El hobbit tuviera que ser modificado ligeramente para que ambas historias coincidieran mejor.

Además, la novela ha sido adaptada a la radio y se ha hecho una película sobre ella para televisión y otra que se encuentra en proceso para el cine. También se han creado varios videojuegos.

Contexto
El reino enano de Erebor fue fundado en el año 1999 de la Tercera Edad del Sol (TE) por el rey Thráin I, que acababa de huir con parte de su pueblo de Khazad-dûm tras la aparición del balrog. Siete siglos después, el dragón Smaug llegaría a Erebor y tras expulsar a los enanos, se apoderaría del tesoro que éstos habían acumulado.

En 2463 TE, algunos hobbits de la rama de los Fuertes vivían en los Campos Gladios, donde milenios atrás, el rey Isildur de Arnor fue asesinado por los orcos y el Anillo Único del Señor Oscuro Sauron se hundió en el río Anduin. Sméagol y su primo Déagol estaban pescando en el río, cuando el último encontró el Anillo. Su poder despertó la codicia de Sméagol, que asesinó a su primo para arrebatárselo y tras ser desterrado por su pueblo, vagó hasta llegar a las Montañas Nubladas. Allí el poder del Anillo corrompió a Sméagol, alargando su vida más allá de lo natural y convirtiéndolo en una criatura que pasó a ser conocida como Gollum.

Cien años antes de los hechos narrados en la novela, el por entonces rey de los enanos, Thráin II, decide regresar a Erebor, pero durante el viaje acaba siendo apresado por los siervos del Señor Oscuro Sauron, que le llevan a Dol Guldur y le quitan el último de los Siete Anillos de los Enanos. Pocos años después, el mago Gandalf entra en Dol Guldur y descubre que Sauron ha recuperado sus fuerzas de nuevo y está reuniendo todos los Anillos de Poder. Encuentra también allí a Thráin y éste le da la llave de Erebor antes de morir. Gandalf se reúne entonces con el Concilio Blanco e intenta convencerle de que se ataque Dol Guldur, pero Saruman, líder del concilio, se opone y comienza a buscar por su cuenta el Anillo Único en los Campos Gladios.

Argumento
La historia comienza un día en el que el hobbit Bilbo Bolsón, habitante de la Comarca, recibe la inesperada visita del mago Gandalf y de una compañía de enanos, liderada por Thorin Escudo de Roble, entre los que estaban Balin, Glóin, Bifur, Bofur, Ori, Bombur, Dwalin, Dori, Nori, Óin, Kili y Fili. Los enanos necesitaban un miembro más en el grupo, un saqueador experto, para poder llevar a cabo su plan: alcanzar la Montaña Solitaria, derrotar al dragón Smaug y recuperar el Reino bajo la Montaña y su tesoro. Gandalf les había recomendado para esta misión a Bilbo y de esta forma el hobbit se ve envuelto en la aventura.

De camino a las Montañas Nubladas, la compañía entró en el Bosque de los Trolls. Allí se encontraron con un grupo de tres trolls, de los que se libraron gracias a la astucia de Gandalf, que les distrajo hasta que llegó el amanecer y se convirtieron en piedra. En la guarida de los trolls, la compañía encontró unas espadas del antiguo reino élfico de Gondolin: Thorin cogió a Orcrist, la espada de Ecthelion, capitán de la ciudad, y Gandalf a Glamdring, la espada que pertenecía al rey Turgon, y le dio a Bilbo una daga (aunque él podía usarla como espada) a la que llamó Dardo. Poco después, llegaron a Rivendel, la tierra gobernada por el medio elfo Elrond, quien les ayudó a descifrar el mapa del tesoro de Smaug y las inscripciones de runas que tenían las espadas.

Ya en las Montañas Nubladas, una tormenta les obligó a resguardarse y fueron a parar a una caverna llena de trasgos, que les persiguieron, haciendo que Bilbo se perdiese. Tras encontrar un misterioso anillo, el hobbit llegó a la orilla de un lago subterráneo, donde vivía una criatura llamada Gollum. Éste le desafió al juego de los acertijos y en el caso de que ganara, se comería a Bilbo, y si no, guiaría al hobbit hasta la salida. Tras perder, Gollum se negó a cumplir su promesa y fue en busca de su anillo para matar a Bilbo, pero éste había descubierto que la joya le volvía invisible cuando se la ponía y gracias a ello, logró escapar y reunirse con sus compañeros. De nuevo un grupo de trasgos y huargos les persiguieron, pero gracias a que las Águilas les rescataron, consiguieron huir.

Habiendo descendido ya de las montañas, la compañía llegó a la casa de Beorn, un hombre con la capacidad de convertirse en oso. Éste les presta armas y ponis para que pudieran llegar al Bosque Negro. Una vez allí, Gandalf tuvo que dejarlos por un tiempo. Dos veces son apresados los enanos, una por las arañas gigantes y otra por los Elfos del Bosque, pero Bilbo, que escapó haciéndose invisible con el anillo, logra rescatarles.

La compañía llegó por fin a Esgaroth, la Ciudad del Lago, desde donde se encaminaron hacia la Montaña Solitaria. Una vez allí, Bilbo logró entrar a la guarida de Smaug gracias al anillo y se llevó una copa. El dragón, creyendo que los hombres del lago fueron los ladrones de la copa, se dirigió a la ciudad dispuesto a destruirla, pero Bardo, príncipe de la Ciudad del Valle, logró matarle al clavarle una flecha en la única parte de su vientre que no estaba cubierta de piedras preciosas.

La muerte de Smaug provocó una batalla por la pertenencia del tesoro entre hombres, elfos y enanos, pero la llegada de un ejército de trasgos y huargos les hizo unirse contra ellos en la que se llamó la Batalla de los Cinco Ejércitos. Cuando la batalla parecía perdida, aparecieron las Águilas y Beorn, quien mató al jefe de los trasgos, Bolgo, haciendo que su ejército se dispersara y fuera destruido. A pesar de la victoria, Thorin y sus sobrinos Fili y Kili, murieron. Los distintos pueblos se repartieron el tesoro y Bilbo regresó a su casa con una pequeña parte y con el anillo.

Redacción del texto
En una carta que envió al escritor estadounidense W.H. Auden en 1955, Tolkien recuerda como en un verano, cuando era profesor de anglosajón en el Pembroke College de la Universidad de Oxford, escribió la primera frase de El hobbit durante la corrección de unos exámenes de literatura inglesa (llamados por aquel entonces ensayos de graduación). Encontró un papel en blanco y escribió en él: "En un agujero en el suelo vivía un hobbit", sin saber ni siquiera de donde había sacado la idea. Antes de su muerte, Tolkien dijo que no recordaba la fecha exacta en la que escribió esta frase, ni siquiera el primer capítulo, ya que no lo organizó y fue escribiendo la obra según le iban surgiendo ideas. Michael, el segundo hijo de Tolkien, señaló 1929 como el posible año en el que su padre comenzó a escribir la obra, ya que conservaba algunas composiciones propias que estaban fechadas de dicho año y eran claras imitaciones de El hobbit, el cual les fue leído a él y a sus hermanos según se escribía.

Durante un breve periodo de tiempo tras la invención de la primera frase, Tolkien no hizo nada más que elaborar el mapa de Thrór, donde describió la geografía en la que se desarrolla la mayor parte de la novela. No obstante, una vez retomada la composición, los capítulo fueron escritos con fluidez y sin apenas correcciones, excepto los últimos, en el punto en el que el dragón Smaug está a punto de morir. Originalmente, Tolkien había escrito que el propio Bilbo fuese el que matara al dragón usando a Dardo, pero, al querer ofrecer algo más espectacular, hizo que fuera el arquero Bard el que lo matara. Tras finalizar esta última versión del capítulo, Tolkien abandonó la redacción de la obra.

A finales de 1932, le prestó una copia a su amigo, el también escritor C.S. Lewis, para que la leyera. También se la prestó a Elaine Griffiths, una ex-alumna y amiga de la familia, que trabajaba para la editorial británica Allen & Unwin por recomendación de Tolkien. En 1936, Griffiths le comentó a una ex-compañera de Oxford, Susan Dagnall, que también trabajaba en Allen & Unwin, sobre la existencia de la obra y ella habló con Tolkien para pedirle prestado el libro. Una vez leído e interesada en él, Dagnall le pidió a Tolkien que finalizara la obra para poder presentarla en la editorial. El hobbit estaba acabado en verano del mismo año, pero Tolkien no envió la copia hasta el 3 de octubre. Stanley Unwin, presidente de la editorial, pensaba que los niños eran los mejores jueces de literatura infantil, así que le dio la obra a su hijo Rayner, de tan solo diez años de edad, para que la leyera. Le gustó tanto, que Unwin decidió publicarla.

Bilbo Bolsón era un hobbit que vivía en su cueva de hobbit y nunca salía en busca de aventuras, hasta que el mago Gandalf y sus enanos le convencieron de que fuese. Pasó momentos emocionantes luchando contra trasgos y wargos. Por fin llega a la montaña solitaria. Smaug, el dragón que la custodia, muere, y después de una batalla con los trasgos, el hobbit vuelve a su casa ¡rico! Este libro, que tiene mapas, no necesita ilustraciones, es bueno y debería gustar a todos los chicos entre 5 y 9 años.

Informe de Rayner Unwin sobre El hobbit.

Cuando recibió la prueba de composición en febrero de 1937, Tolkien encontró algunos pasajes que tenía que rectificar, ya que no había tenido suficiente tiempo para examinar con minuciosidad el manuscrito que envió a la editorial en un principio. Debido a esto y algunos problemas con las ilustraciones, la novela no sería publicada hasta septiembre.
avatar
TomBombadil

Cantidad de envíos : 67
Fecha de inscripción : 10/06/2009
Edad : 34
Localización : El Bosque Viejo

http://luisdiego.hi5.com

Volver arriba Ir abajo

Re: La Obra del Profesor: "El Hobbit" (1937)

Mensaje  TomBombadil el Miér Jun 17, 2009 1:21 am

Influencias
J.R.R. Tolkien siempre dijo que El hobbit había sido influenciado por El Silmarillion, su novela aún en construcción cuando fue publicada la primera, además de por distintos poemas épicos, mitos y cuentos de hadas que había leído. Entre algunas de las posibles fuentes que se han citado se encuentran Beowulf, el poema épico anglosajón con el que Tolkien trabajó durante parte de su vida, los cuentos de hadas de Andrew Lang y de los hermanos Grimm, y La princesa y el trasgo y su secuela La princesa y Curdie, ambos del escocés George MacDonald.

En 1955, Tolkien admitió en una carta dirigida al poeta y ensayista W.H. Auden que la novela infantil El maravilloso país de los snergs, de E.A. Wyke-Smith, era "probablemente el libro que sirvió de fuente inconsciente sólo para los hobbits y para nada más". Ésta narra la historia de un snerg, un miembro de una raza antropomorfa caracterizada por su baja estatura, igual que los hobbits. En un principio, Tolkien dijo que la palabra hobbit pudo haberse creado influenciada por la novela satírica Babbitt, de Sinclair Lewis, pero más tarde, en los apéndices de El Señor de los Anillos, establece que la palabra tiene el origen anglosajón hol-bytla, que significa "habitante de los agujeros".

En la primera versión de El hobbit, el dragón llevaba el nombre Pryftan, mientras que el enano principal era Gandalf y el mago Bladorthin. Los nombres de Gandalf, además de los del resto de enanos de la compañía, estaban sacados de Edda poética, una colección de poemas escritos en nórdico antiguo, y más concretamente de Völuspá, el primero de ellos. Por otro lado, Bladorthin es un nombre gnómico (lengua que más tarde evolucionaría al noldorin) que significa "amplia tierra gris", posiblemente un precursor de Mithrandir ("peregrino gris" en sindarin), uno de los nombres que recibe Gandalf en El Señor de los Anillos. Pronto, Pryfan cambió su nombre por el de Smaug, el pasado del verbo germánico primitivo smugan, que significa "meter por un agujero", algo que Tolkien consideraba como "un mal chiste filológico". Mucho más adelante el enano fue rebautizado, usando de nuevo otro nombre de Völuspá, Eikinskjaldi, que, traducido como Escudo de Roble, se trata de un nombre propio y no un apodo. El mago pasó a llamarse Gandalf, un nombre más apropiado, pues significaba "elfo del bastón" en islandés, y se conservó Bladorthin para un misterioso rey, que tan solo es nombrado en una línea y no vuelve a aparecer en ningún otro texto de Tolkien.

Las lanzas que habían sido hechas para los ejércitos del rey Bladorthin (muerto tiempo atrás), cada una con una moharra forjada tres veces y astas con ingeniosas incrustaciones de oro, y que nunca habían sido entregadas o pagadas.

«Información secreta», en El hobbit, de J.R.R. Tolkien.
La figura de Gandalf está particularmente influida por la deidad germánica Odín en su encarnación como Vegtamr, un anciano de larga barba blanca, con un sombrero de ala ancha y un bastón de caminante; Tolkien afirmó que concebía a Gandalf como un "caminante odínico".

Publicación

Publicación en inglés
Antes de la publicación de la obra, hubo algunos problemas con las ilustraciones de esta. El propio Tolkien hizo ocho dibujos en blanco y negro y Allen & Unwin le convenció para que diseñara también la sobrecubierta. Sin embargo, esta ilustración requería varios colores para su impresión, aumentando así el coste, por lo que la editorial estadounidense Houghton Mifflin, que estaba preparando la edición americana, decidió que sería mejor encargarle a un diseñador anónimo que hiciera algunas ilustraciones para acompañar a los dibujos en blanco y negro de Tolkien. Éste estuvo de acuerdo, con la única condición de que las ilustraciones no recordaran ni estuvieran influenciadas por Disney, hacia el que Tolkien había adquirido un verdadero odio. Allen & Unwin no estaba de acuerdo con esta decisión y creía mejor que fuera el propio Tolkien quien ilustrara todo el libro, por lo que finalmente fue así.

Allen & Unwin publicó la primera edición de El hobbit en Reino Unido el 21 de septiembre de 1937, que contó con apenas 1.500 ejemplares y fue vendida antes del mes de diciembre debido a las buenas críticas que recibió. Por ello, la editorial puso a la venta a finales de año una segunda reimpresión, esta vez incorporando las ilustraciones en color. La edición americana fue publicada el 1 de marzo de 1938, con cuatro de las ilustraciones en color y fue todo un éxito, habiendo vendido casi 3.000 copias en junio del mismo año.

A pesar de la popularidad de El hobbit, el racionamiento de papel durante la Segunda Guerra Mundial y su continuidad hasta 1949, hicieron que las ventas bajaran y que el libro no estuviera a menudo disponible durante este período, a pesar de que se logró realizar dos reimpresiones, una en 1942 y otra en 1946. Con la publicación de El Señor de los Anillos, las ventas del libro aumentaron mucho hasta llegar a su máximo en los años sesenta.

Desde entonces, la novela ha sido reimpresa con frecuencia por muchos editores y además ha sido traducida a más de cuarenta idiomas, algunos de ellos con varias traducciones. En verano de 1938, poco antes del estallido de la Segunda Guerra Mundial, la editorial alemana Rütten & Loening, encargada de la publicación de El hobbit en su país, le escribió a Tolkien para saber si era de origen judío debido a que tenía un apellido alemán. Tolkien se sintió muy ofendido, pues, aunque no era así, consideraba la doctrina nazi como "racista, perniciosa y del todo anticientífica", y pidió a Allen & Unwin que retrasara la traducción alemana.

Uno de los libros de la primera edición en inglés fue vendido a finales del año 2004 en una subasta por 6.000 libras esterlinas, mientras que otro, esta vez firmado, alcanzó la puja de 60.000 libras en una subasta realizada en marzo de 2008.

Publicación en español
Existen dos traducciones en español de El hobbit, una hecha por Teresa Sánchez Cuevas para Fabril Editora y otra hecha por Manuel Figueroa para Ediciones Minotauro. Además, la novela ha sido publicada por otras editoriales, aunque usando la traducción de Figueroa.

La primera traducción publicada de El hobbit fue la de Fabril Editora, compañía perteneciente a la familia Muchnik, que fue la primera en obtener los derechos de las obras de Tolkien. Bajo el título de El hobito, fue publicada en Argentina en el año 1964. Esta versión recibió algunas críticas por su traducción y por la ilustración de su portada, de Luis Videla, en la que aparece Bilbo hablando con un Gandalf de nariz pequeña, con tacos y la punta del sombrero cortada, descripción contradictoria con la que hace Tolkien. A parte de la traducción errónea del título, aparecen otras como la adaptación de la primera frase a los cuentos de hadas españoles, "Había una vez un hobito que vivía en una cueva en la tierra", o como los cambios de raza: troll por enano (en vez de troll), goblin por duende (en vez de trasgo) y dwarf por gnomo (en vez de enano). Este último cambio hizo que el propio Tolkien interviniera, ya que la traducción podía confundir dos razas distintas de su legendarium en la frase "the elves that are now called Gnomes", que hacía referencia a la segunda familia de los Altos Elfos, los Noldor, y no a los enanos. Tolkien había utilizado el término "gnomo", que deriva del griego gnosis (conocimiento, inteligencia), en sus escritos anteriores para referirse a los Noldor pensando que era un buen nombre para los más sabios de los Elfos. Finalmente, debido a la denominación común de "gnomo" como gnomo de jardín, acabó sustituyendo el término.

Hoy en día es difícil encontrar esta versión de El hobbit y se ha convertido en un objeto de coleccionistas.

A pesar de poseer también El Señor de los Anillos, los Muchnik no pudieron publicarlo por falta de dinero y Francisco Porrúa, de la editorial Minotauro, compró los derechos de autor, publicó los tres volúmenes de la obra (1977, 1979, 1980) y encargó una nueva traducción de El hobbit a Manuel Figueroa. La obra fue finalmente publicada en 1982 con una ilustración de Tolkien en la portada.

Revisiones
En diciembre de 1937, Stanley Unwin le pidió a Tolkien una secuela de El hobbit. En respuesta, él le proporcionó los borradores de El Silmarillion, pero los editores los rechazaron creyendo que el público quería "más información sobre hobbits". Posteriormente, Tolkien comenzó a trabajar en lo que se convertiría en El Señor de los Anillos, un rumbo que no sólo cambió el contexto de la historia original, sino que también provocó cambios sustanciales para el personaje Gollum.

En la primera edición de El hobbit, Gollum apuesta su anillo mágico en el juego de los acertijos y al perder está dispuesto a dárselo a Bilbo amistosamente, pero al haberlo perdido le pidió incluso perdón y le ayudó a escapar de las cavernas. Con el fin de reflejar el nuevo concepto del anillo y su capacidad corruptora, Tolkien hizo que Gollum fuera más agresivo con Bilbo y que tras perder se reflejara la codicia producida por el anillo.

En 1947, Tolkien le envió a Unwin esta versión reescrita del quinto capítulo, «Acertijos en las tinieblas», como un ejemplo del tipo de cambios necesarios para poner el libro en conformidad con El Señor de los Anillos. Cuando en julio de 1950 le fueron enviadas las pruebas de la nueva edición, Tolkien se sorprendió al ver la incorporación del texto cambiado en ella, ya que en ningún momento había dicho que se cambiara. Esta segunda edición fue publicada en 1951, con una nota explicatoria en la que Tolkien atribuía los cambios del capítulo V a que la historia de la primera edición fue la que contó Bilbo a sus amigos, mientras que la que aparece en la segunda edición es la que de verdad ocurrió y que contó a Gandalf al ser presionado por éste.

En 1965, cuando la editorial estadounidense Ace Books publicó una edición de bolsillo no autorizada de El Señor de los Anillos, Houghton Mifflin y Ballantine Books le pidieron a Tolkien que actualizara la narración de la obra con el fin de que la versión autorizada pudiera competir en el mercado con la no autorizada. No obstante y a pesar de que la revisión de El Señor de los Anillos era más urgente a causa de esto, Tolkien hizo una nueva revisión de El hobbit, introduciendo nuevos cambios y ajustando la descripción aún más a su secuela y a la evolución de su todavía inédito Quenta Silmarillion, tal como estaba en ese momento. Esta tercera edición fue publicada en febrero de 1966.

Algo común en las distintas ediciones del libro son las erratas de imprenta, que se trataron de solucionar con la versión anotada de Douglas A. Anderson, publicada en 1988, fecha que coincidía el quincuagésimo aniversario de la publicación americana de El hobbit.

Crítica
En su primera publicación, El hobbit recibió casi exclusivamente críticas favorables, tanto en Reino Unido como en Estados Unidos. C.S. Lewis hizo dos reseñas anónimas, ambas en el periódico The Times, en las que elogiaba tanto a la novela como a Tolkien y precedía su futuro éxito. Anne T. Eaton, del New York Times y William Rose Benét en el Saturday Review of Literature, también le dedicaron buenas reseñas.

El hobbit resultará muy gracioso a los lectores más pequeños, y sólo años más tarde, a una décima o vigésima lectura, empezarán a darse cuenta del diestro conocimiento y la profunda reflexión que fueron necesarios para que todo en él pareciera tan maduro, tan amistoso y, a su modo, tan veraz. Las predicciones son peligrosas, pero es muy posible que El hobbit se convierta en un clásico.

C.S. Lewis, parte de la reseña publicada el 8 de octubre de 1937 en The Times
En 1981, Constance B. Hieatt escribió un artículo sobre las distintas revisiones de El hobbit, en el que además defendía la obra de algunas críticas señalando que "muchos críticos se han equivocado sencillamente porque no han sido capaces de diferenciar las diversas revisiones".

La novela fue nominada al premio Carnegie Medal, entregado anualmente por The Library Association al libro infantil/juvenil más destacado y premiada por el periódico New York Herald Tribune a la mejor historia juvenil del año 1938. Recientemente, El hobbit ha sido reconocida como "La novela más importante del siglo XX" en la encuesta "Libros infantiles del siglo", organizada por la revista Books for Keeps.
avatar
TomBombadil

Cantidad de envíos : 67
Fecha de inscripción : 10/06/2009
Edad : 34
Localización : El Bosque Viejo

http://luisdiego.hi5.com

Volver arriba Ir abajo

Re: La Obra del Profesor: "El Hobbit" (1937)

Mensaje  RoboBeast el Vie Jul 17, 2009 8:33 pm

el hobbit nunca me aburre, ya van 6 veces que me lo leo y ¡y no me aburre¡
avatar
RoboBeast

Cantidad de envíos : 5
Fecha de inscripción : 06/07/2009
Edad : 26
Localización : tibàs, san josè

Volver arriba Ir abajo

Re: La Obra del Profesor: "El Hobbit" (1937)

Mensaje  RoboBeast el Vie Jul 17, 2009 8:39 pm

pero creo que esa información ya la había leído en wikipedia.
avatar
RoboBeast

Cantidad de envíos : 5
Fecha de inscripción : 06/07/2009
Edad : 26
Localización : tibàs, san josè

Volver arriba Ir abajo

Re: La Obra del Profesor: "El Hobbit" (1937)

Mensaje  TomBombadil el Sáb Jul 18, 2009 1:34 am

De hecho, hace unas semanas lo retomé una vez más, porque es un libro que puedes leer en cualquier momento y a cualquier edad y siempre te entretiene! Sinceramente no he contado las veces que he leído El Hobbit, pero van tal vez unas 10 (todo gastado el pobre libro ya Very Happy )

Ahora, sería bien interesante poder conseguirse alguna versión de El Hobbit, 1ra Edicion (antes que Tolkien lo corrigiera para adaptarse como pre-cuela de El Señor de los Anillos) para comparar las diferencias entre ambas versiones.

La version ilustrada por Alan Lee también es una joya que no volví a ver en ninguna parte.
avatar
TomBombadil

Cantidad de envíos : 67
Fecha de inscripción : 10/06/2009
Edad : 34
Localización : El Bosque Viejo

http://luisdiego.hi5.com

Volver arriba Ir abajo

Re: La Obra del Profesor: "El Hobbit" (1937)

Mensaje  RoboBeast el Sáb Jul 18, 2009 8:15 pm

claro que si, seguramente mi piel se erisarìa de emociòn al ver esa versiòn del hobbit de la que hablas, en la que bilbo cuenta una historia falsa sobre la obtenciòn de su anillo, ¡y las ilustraciones de alan lee¡¡ seguramente me darìa algo en ese momento.
avatar
RoboBeast

Cantidad de envíos : 5
Fecha de inscripción : 06/07/2009
Edad : 26
Localización : tibàs, san josè

Volver arriba Ir abajo

Re: La Obra del Profesor: "El Hobbit" (1937)

Mensaje  TomBombadil el Mar Jul 21, 2009 5:32 am

¿Y qué tal esta edición del 70º aniversario de El Hobbit para seguir haciéndonos la boca agua a todos?

Versión en pasta dura, publicada por Harper Collins en el 2001, con los mapas originales ... por un precio de $30. Aunque de momento no se encuentra disponible en Amazon.com, no es difícil de adquirir en otras tiendas por Internet. Eso sí, tomen en cuenta los costos de aduana si optan por mandarlo a traer, porque el libro es algo pesadito ...

avatar
TomBombadil

Cantidad de envíos : 67
Fecha de inscripción : 10/06/2009
Edad : 34
Localización : El Bosque Viejo

http://luisdiego.hi5.com

Volver arriba Ir abajo

Re: La Obra del Profesor: "El Hobbit" (1937)

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.